Código de Buenas Prácticas

Código de Buenas Prácticas

 

  1. Al empezar un recorrido y durante el mismo si hace falta, recordar a nuestros clientes que dejen siempre suficiente espacio en las calles para que su presencia no interfiera con el normal desarrollo de la vida de los vecinos.
  2. No hacer grupos de más de 30 personas, siendo un máximo de 20 turistas por guía la situación óptima a la que aspiramos.
  3. Respetar el descanso de los vecinos teniendo especial cuidado con los horarios de las visitas, los lugares donde se realizan las explicaciones al grupo y el tono de voz empleado.
  4. Promover el consumo de productos locales y el uso de los comercios de los barrios que visitamos más allá de la pura lógica de las comisiones (no recomendar sitios solo en función de las comisiones que ofrecen).
  5. Pedir a nuestros clientes que respeten la intimidad de los vecinos: se trata de personas y no de monumentos. Preguntar antes de fotografiar personas es una regla fundamental.
  6. Invitar a nuestros clientes a seguir descubriendo los barrios que visitamos: quedarse en ellos a comer, disfrutar de las actividades culturales y lúdicas que ofrecen.
  7. Garantizar que nuestros clientes respeten  los monumentos que visitamos y a ser posible explicar por qué ciertos comportamientos resultan dañinos.
  8. Reducir a lo imprescindible el uso de medios de transportes a motor o que conlleven un impacto significativo para el medio ambiente y/o la calidad de vida de los vecinos.