BARRIOS HISTÓRICOS DE GRANADA

ALBAYZÍN

Este barrio no tiene nada que ver con el resto de Granada, es distinto a todo lo demás porque sigue conservando su esencia andalusí. Comprende la zona situada entre la colina de la Alhambra, el cerro de San Cristóbal; el Sacromonte y la calle Elvira.

Aquí es donde en el s.XI se asentó la primera corte musulmana de Granada, la zirí. Pero fue durante el período nazarí cuando alcanzó su esplendor. Había mucha densidad de población, con lo que las calles eran muy estrechas y las casas blancas y pequeñas, callejuelas enrevesadas y pequeñas placetas dispersas, muchas de ellas con aljibes donde la gente conseguía el agua… más o menos igual que es hoy en día.

Tras la conquista de Granada, los musulmanes fueron poco a poco expulsados de sus casas, y los cristianos ricos aprovecharon los nuevos espacios para construirse lujosos cármenes, que son hoy en día la construcción típica del barrio.

Es un barrio para perderse, recorrer sus callejuelas parándose a recuperar fuerzas y relajarse en la terraza de cualquier bar.

Descubre el Albayzín

SACROMONTE

Era el barrio donde vivían los marginados: musulmanes y judíos que habían sido expulsados de sus casas, esclavos negros que habían sido liberados por sus amos musulmanes al ser expulsados de Granada, y gitanos que se les fueron uniendo por haber sido también siempre marginados al ser un pueblo nómada.

Hoy en día sigue siendo el barrio tradicional en el que viven los gitanos granadinos y mucha otra gente procedente de todo el mundo, y lo más interesante, a parte de las vistas, es que las casas son cuevas excavadas en la montaña.

El Sacromonte es un barrio definitivamente distinto a todo lo que hayas visto hasta ahora...

Descubre el Sacromonte

REALEJO

barrio realejoTambién conocido como 'Realejo de San Matias', era la antigua judería de la ciudad musulmana. 

Es un barrio muy poblado y que tiene en el entramado de sus calles un sabor propio y una vida vecinal muy activa.

En este barrio, podéis encontrar muchos edificios históricos, iglesias y conventos con interés cultural y demás sitios interesantes como el Cuarto Real de Santo Domingo. También hay una gran cantidad y variedad de bares de tapas, clubs, tabernas irlandesas…

Y paseando por sus calles, también podréis disfrutar de los maravillosos murales de El Niño de las Pinturas, un famoso artista urbano.